XIV Juegos Macabeos
Panamericanos México 2019

Del 5 al 15 de Julio

  • Faltan

    00

    días

Matias y Ricardo Ariel Gutemberg jugarán en fútbol y futsal
12/04
Matias y Ricardo Ariel Gutemberg jugarán en fútbol y futsal

SUEÑO PANAMERICANO

En este caso te vamos a contar una de las cosas más lindas que le puede pasar a un deportista Macabeo, compartir una Macabeada o en este caso Juego Macabeo Panamericano, entre padre e hijo.
Matias y Ricardo Ariel Gutemberg jugarán en fútbol y futsal respectivamente representando a la Selección Argentina de FACCMA y te contamos como se preparan para México.

¿Cómo reaccionaste cuando te enteraste de que ibas a México?

Ricardo: Cuando me enteré que estaba en la lista fue una alegría enorme, las Macabeadas son uno de esos eventos en los que uno quiere estar siempre. Lo primero que hice fue llamar a la familia y amigos para compartir la emoción.

Matias: La verdad que fue una emoción muy grande, escuchar tu nombre cuando dan la lista definitiva de los que viajan es una sensación inexplicable. Después de no haber podido viajar a las de Israel pasadas me quedó un gusto amargo y sabía que iba a tener una revancha de estar en unas Macabeadas y así fue.

¿Cuántas veces por día pensas en las Macabeadas?

R: Desde que empezamos con la etapa preselectiva es un tema de conversación permanente, nos la pasamos hablando de eso tanto en los chat familiares como en el chat del equipo y con amigos.

M: Estoy pensando todo el día en las Macabeadas, paso la mayoría del tiempo viendo fotos del lugar, viendo información, hablando con mis amigos sobre el tema y obviamente que tengo los días contados que quedan para que empiecen los Juegos.

¿Qué significa compartir una Macabeada con tu hijo/papá?

R: Desde que me presenté a la preselección la ilusión de poder compartirla con mi hijo era un incentivo extra. Cuando supimos que los 2 viajábamos me emocioné mucho. La posibilidad de ir juntos y de poder alentar en sus partidos y que él me pueda ver jugar con la celeste y blanca es un sueño.

M: Compartir las Macabeadas con mi papá es un sueño. No hay comparación. Cuando nos enteramos los 2 que viajábamos la alegría fue enorme ya que era algo que queríamos hace mucho tiempo y no era fácil pero con esfuerzo lo logramos.

Cerras los ojos, pensas en México..¿Qué te imaginas?

R: Ya viví otras Macabeadas y el momento del desfile de las delegaciones es irrepetible. Me imagino escuchando el himno antes de los partidos y ojalá en el final con una medalla tanto en mi pecho como en el de mi hijo Mati.

M: Cuando pienso en México me imagino uno de los mejores viajes de mi vida. Estar ahí representando a tu país con tus amigos no tiene precio. Obviamente como todos pienso y me muero por traer la dorada pero por ahora trato de no comerme la cabeza con eso sino que en disfrutarlo al máximo y que sea una experiencia inolvidable.


COMPARTIR  
Noticias Relacionadas