FACCMA realizará el Programa Bekeff Hadrajá en diciembre
26/11
FACCMA realizará el Programa Bekeff Hadrajá en diciembre

FACCMA realizará el Programa Bekeff Hadrajá en diciembre con el tradicional viaje a Israel

Itongadol.- Los chicos de FACCMA viajarán a Israel como es tradición de cada año en diciembre, de cara a otra edición del Programa Bekeff Hadrajá, Iton Gadol dialogó con el Secretario de Cultura y Educación, Mauricio Saul, quien destacó que los 300 chicos que viajan podrán compartir nuevas vivencias en Israel junto a otros Madrijim.

¿Cómo se encuentra FACCMA de cara a esta nueva camada de futuros Madrijim que viajarán a Israel?

Como todos los años tanto FACCMA como la Mesa de Cultura (Mesa de fondo educativo) nos encontramos con la ansiedad y las expectativas lógicas de estar por cumplir un nuevo objetivo que es el de que nuestros Madrijim culminen sus estudios en Israel.

Ha sido un año muy intenso, con serios problemas económicos y que, gracias a un gran trabajo entre las Instituciones, La mesa de Cultura, Faccma y la colaboración profesional de Tzedaka fuimos superando los obstáculos para que ningún chico que pudiera tener dificultades económicas se quede fuera del viaje de Bekeff.

Cada año vamos consolidando y perfeccionando la calidad del viaje lo cual nos da la tranquilidad de saber que vamos por el camino correcto y a su vez como todos los años ya estamos diseñando el próximo viaje (2019/2020) con la suficiente antelación para disponer del tiempo necesario para enriquecer las propuestas y mejorar la calidad del mismo y sus costos.

¿Cuántos chicos viajan?

En esta edición viajan 300 chicos.

¿Qué expectativas tienen desde FACCMA?

Como todos los años las mayores expectativas recaen en afianzar el vínculo con Israel y poder incorporar nuevas Instituciones (como es el caso de El Venado y Juventud Judaica, ambas Instituciones como parte de la Escuela de Madrijim de FACCMA) y destacar al proyecto como el mayor y mejor viaje comunitario educativo.

La idea es generar en las nuevas camadas la concientización de que Bekeff es el broche de oro a dos años intensos de preparación y aprendizaje. Entenderlo como un complemento indispensable del programa de estudios para perfeccionarse y adquirir conocimientos en base a la práctica y al compartir nuevas vivencias en Israel junto a otros Madrijim de todas las Instituciones con las mismas inquietudes y deseos.

¿Qué puede destacar del trabajo de FACCMA en este proyecto?

Fundamentalmente destaco el trabajo mancomunado que realizan FACCMA y sus afiliadas junto a Macabi Mundial. El respaldo, la logística y el apoyo brindado por Macabi Mundial refuerza la excelencia del proyecto.

El trabajo de FACCMA y sus afiliadas en el proyecto es permanente. La búsqueda de nuevos destinos, nuevas propuestas innovadoras, la mejora en la Hotelería, las comidas, la búsqueda de nuevas aerolíneas, el perfeccionamiento de la logística, el armado de los recorridos, la elección de los guías, las mejoras necesarias en la seguridad, la inquietud permanente para bajar los costos sin perder calidad ni eficiencia, todo esto y muchas otras cosas más hacen que estemos trabajando en el día a día sin descanso hasta recibir emocionados junto a las familias de todas las Instituciones a nuestros Madrijim luego de permanecer casi un mes en Israel.

¿Hay preparadas actividades especiales?

Bekeff todos los años se renueva, este año y a modo de ejemplo, iremos a Givat Hatajmoshet, un lugar emblemático que posibilitó la recuperación de Jerusalem en 1967.

Visitaremos Shalva, un proyecto que trabaja con la discapacidad y su integración a la Sociedad.

Tendremos un Seminario de Hasbará con la gente de Hatzad Hasheiní entre muchísimas actividades especiales.

Cabe destacar también el contenido que aporta FACCMA y sus afiliadas a la experiencia de Gadna.

Además, y como tradición mantenemos varios puntos de encuentro en donde los 300 Madrijim comparten vivencias inolvidables en forma conjunta tales como estar todos rezando en el Kotel, la noche de los Beduinos, el fogón en el desierto compartiendo canciones y bailes, la escalada a Metzadá la diversión en el Mar Muerto, el Kabalat Shabat en la playa, la fiesta de Bekeff y otras tantas actividades que hacen de esta experiencia un viaje único.

¿Cómo ve su área de cara al futuro y cuál es la importancia de transmitir los valores de la Hadrajá a los jóvenes?

La Secretaría de cultura es dinámica, estamos en la permanente búsqueda de nuevas propuestas tratando de subir cada año un poco más la vara, de buscar nuevos desafíos, de generar mejores propuestas. Trabajamos en forma mancomunada y directa con el Director del área Ariel Krengel y la Pro Secretaria Carolina Freidkes aportando cada uno desde su rol tanto profesional como voluntario la experiencia necesaria para alcanzar los objetivos deseados. Contamos a su vez con el apoyo incondicional de la presidenta de La Federación y de la Comisión Directiva que nos dan la libertad para desarrollar nuestros emprendimientos.

Bekeff es el corolario ideal para un periodo de aprendizaje tan importante como es el de ser Madrij. Es acercarse a la historia, las vivencias y a las tradiciones del pueblo judío en forma práctica y directa, tomando contacto con Madrijim de todas las Instituciones, situación que enriquece de forma incalculable al proyecto para compartir e intercambiar experiencias, conocimientos y generar nuevas amistades.

A su vez es una forma de complementar y afianzar los estudios realizados durante dos años en la Institución ya que es un excelente programa educativo con experiencias únicas.

Convirtiéndose los Madrijim en nuevos líderes de cada una de nuestras Instituciones que se reflejará en un beneficio directo para la Comunidad y hacia esa dirección nos encaminamos.

¿Qué tiene de especial el proyecto Bekeff?

El proyecto Bekeff es único, si bien existen muchos viajes cuyo destino es Israel, son propuestas diferentes en todo sentido de la palabra. Este es el único proyecto en donde viajan 300 Madrijim o más de todas las Instituciones sin importar la idiosincrasia de cada una de ellas. Aquí conviven las instituciones Socio Deportivas, cada una con sus particularidades, con otras instituciones que si bien no son socio deportivas, comparten y se enriquecen todas de las mismas experiencias de vida.

Nuestros chicos se preparan con un sentido muy amplio de la solidaridad, del compromiso comunitario, entienden la importancia y el valor que tiene la unión del pueblo Judío, del respeto y la consideración por el otro a pesar de las diferencias. De no ser así y de no existir esta cohesión y si cada Institución no pensara solidariamente en el futuro de las nuevas generaciones el destino de la comunidad Judía en la Argentina podría verse afectado.


COMPARTIR  
Noticias Relacionadas